Taking too long? Close loading screen.

El propietario deseaba un amplio salón comedor bien iluminado con vistas en planta baja, una habitación con baño en la planta primera, una bodega y jardín con previsión de espacio para ubicar una pequeña piscina en el futuro.

El punto de partida del proyecto es el de abrir la casa al paisaje. La actual vivienda, fue construida de espaldas al paisaje, ignorando el lugar privilegiado en el que se levantaba, las interesantes vistas al río y las bondades de una buena orientación.

Luz, sol y vistas son las características que ofrece la ampliación.

Una ampliación abierta al paisaje

La ampliación proyectada ofrece un espacio interior sin compartimentaciones dónde se reconocen dos ámbitos con características propias.

Los volúmenes construidos se enlazan a la edificación existe mediante un espacio que configura un distribuidor que hace de nexo entre la antigua y nueva edificación.

La disposición de la nueva edificación permite crear dos espacios exteriores con una diferencia de cota de 3 m aproximadamente en la parcela, lo que posibilita la ubicación de una bodega bajo el salón y un porche a norte.

Se crean dos ámbitos diferentes, por un lado un lugar de recreo y contemplación, con jardín y piscina y por otro, un espacio productivo con un pequeño huerto y lugar para aparcamiento de coches.

También se proyecta levantar una planta que albergue una habitación y un baño sobre la actual cocina y baño para completar el volumen de la casa original en su primera planta. Un amplio ventanal permitirá interesantes vistas al norte y al este desde ésta estancia.

Un volumen fragmentado levantado sobre las antiguas cuadras, orientado a este y a sur, alberga la estancia principal de la casa: un amplio salón comedor, en directa relación con su el jardín con el río y el paisaje.
Rehabilitación de los muros, saneamiento y retejado de parte de la cubierta existente.